En este tercer y último artículo referente a las consideraciones que debemos tener para crear un sitio web, vamos a referirnos al diseño. Recordemos que en la primera parte mencionamos ciertos tips referentes al dominio y en la segunda hablamos sobre el hosting.

Como hemos destacado, el tercer elemento a considerar es el diseño del sitio, el cual no solo se limita a un tema de elegir una distribución de las secciones, escoger qué imágenes vamos a incluir y qué colores vamos a usar, sino que involucra diseñar la experiencia que el usuario tendrá al ingresar a nuestro sitio. Existe una palabra que resume todo esto, y es usabilidad.

En cuanto a la web, la usabilidad es “eso” que hace que nos sintamos a gusto en determinado sitio. Pensemos un momento en el sitio web que nos guste y tratemos de explicar por qué nos gusta. Nos daremos cuenta que es una combinación de diversos elementos, desde los colores, las imágenes, lo fácil que podemos manejarlo, lo útil que nos parece. En general, criterios que percibimos y que hacen que lo visitemos repetidamente.

Pero, ¿cómo sabemos si el diseño que estamos pensando para nuestro sitio va a ser del agrado de los visitantes?. Es decir, ¿cómo conocer si cumple con esa usabilidad que debería tener?. Para entender un poco vamos a revisar 10 principios planteados por Jakob Nielsen, ingeniero danés considerado como un experto mundial en usabilidad para la web.

Muestra claramente el propósito del sitio: Explica quién eres y qué haces.

1. Incluye una frase corta descriptiva: Comienza el sitio con una frase que resuma lo que tu organización hace, especialmente si no es muy conocida. Incluso aquellas más conocidas deben mostrar claramente su propósito en su página principal.

2. Escribe un título de página que sea visible para los buscadores: Toda página web tiene un título que se muestra en la barra superior de tu navegador. Olvídate de comenzar el título con “Bienvenido a” ó “Sitio de”, a no ser que quieras ser clasificado como un sitio de bienvenidas o de lugares.

3. Agrupa la información corporativa en una sola página: Saber más acerca de la organización es raramente lo primero que hacen los usuarios cuando visitan un sitio, pero a veces las personas necesitan detalles sobre quién eres. Una página “Acerca de” es la mejor forma de agrupar esta información.

Ayuda a los usuarios a encontrar lo que buscan.

4. Dale énfasis a las principales tareas que el usuario puede hacer en el sitio: La página principal debe mostrar claramente lo que un usuario puede hacer; que le resulte fácil encontrar las secciones que contiene y la información que se ofrece.

5. Incluye la opción Buscar: Coloca un recuadro donde el visitante pueda escribir palabras que desee buscar dentro del sitio para que ahorre tiempo.

Muestra contenido del sitio.

6. Incluye ejemplos de contenido del sitio: En la página principal no solo coloques enlaces a otros artículos dentro de tu sitio, sino que también incluye un resumen o avance de artículos recientes.

7. Comienza los nombres de los enlaces con la palabra más importante: Los usuarios no leen completamente el texto que colocas en el sitio, sino que hacen un escaneo visual y hacen click en lo que les interese. Si quieres que lean algo en especial, destaca las palabras importantes.

8. Ofrece facilidad de acceso a contenido reciente: Crea una lista de temas recientemente tratados y muéstrala en la página principal. Así quien regresa para leer algo lo encontrará fácilmente.

Utiliza el diseño visual para mejorar y no para definir.

9. No sobrecargues de diseño las áreas críticas, como el menú: Puedes pensar que las áreas importantes de la página requieren gráficos avanzados, animaciones, colores; sin embargo los usuarios a veces los confunden con publicidad y se enfocan en las partes del sitio que les parecen más útiles.

10. Utiliza gráficos que tengan sentido: No solo utilices imágenes decorativas, sino que busca gráficos o fotos que refuercen el mensaje que quieres comunicar y que tengan relacion con los temas que tratas.

Si consideramos estos 10 temas y los involucramos cuando diseñemos el sitio o cuando conversemos con quien lo va a crear, el resultado a obtener será mucho mejor.