En términos generales, se conoce como activismo a toda acción o iniciativa que busque promover o crear conciencia respecto a determinada causa. El activismo es parte de la cotidianeidad de las organizaciones sociales, como motor de impulso de los cambios que buscan conseguir.

Con el incremento del número de usuarios que utilizan las redes sociales en Internet, también aumenta el número de organizaciones interesadas en reclutar y llegar con su mensaje a personas que utilizan estos espacios digitales.

En esta línea, DigiActive, una organización de voluntarios dedicada a ayudar a activistas a mejorar su alcance mediante las herramientas digitales, recientemente lanzó la guía A DigiActive Introduction to Facebook Activisim, en la cual se detallan ciertos tips de utilidad para quienes deseen lanzar una campaña de este tipo en esta red social.

En esta guía, se destacan los siguientes pasos como claves para hacer activismo en Facebook:

1. Entiende lo que intentas: Tener una visión clara de lo que se quiere conseguir es importante para poder comunicar a otros por qué tienen que sumarse y apoyar tu causa. En otras palabras, convéncete tú primero para luego poder convencer al resto.

2. Crea el grupo y construye una base de usuarios activos: Envía invitaciones a usuarios de Facebook que conozcas y procura que se integren a tu grupo. Manten viva la comunicación escribiendo, por ejemplo, en tu “Wall” novedades sobre tu iniciativa. Actividad y crecimiento son los objetivos principales en esta parte.

3. Desarrolla actividades digitales: Cuando tu grupo en Facebook ya tenga un número interesante de participantes, es momento de desarrollar actividades, como solicitarles que comenten de la existencia del grupo y de la causa que apoya a sus familiares y amigos; invitarlos a que escriban sobre el grupo en sus blogs, incluir información sobre su causa en otras redes como Digg y Menéame. Lo importante en esta parte es mantener a la gente interesada e involucrada.

4. Crea un sitio web externo: Facebook no fue creado para hacer activismo, de allí que puede resultar difícil encontrar la información sobre la causa que promueves. Por otro lado, no todos utilizan Facebook. Por estas razones, es importante contar con un sitio web que incluya los temas tratados también en el grupo de Facebook. De esta manera, quienes no utilizan esta red social, también pueden participar.

5. Contacta a otras organizaciones que también realicen activismo en Facebook: En pocas palabras, aprende de otros y de su experiencia; intercambia ideas que seguro te serán de utilidad.

6. Desarrolla actividades en el mundo real: Asumiendo que tu interés es el de generar cambios reales. Recuerda que cada usuario en Facebook tiene a una persona real detrás. Así, podrías proponerte actividades como “Protesta el próximo 15 de Octubre” ó “Reparte volantes en tu ciudad” y pedirle a tu grupo que apoye. No olvides tomar fotos y grabar vídeos para colocar en tu grupo y en tu sitio web como constancia de la actividad.

7. Genera atención de los medios tradicionales: Una vez que tu grupo haya realizado una actividad importante, envía la información a los medios. Haz que los miembros de tu grupo creen una lista de medios a los que les pueden enviar información. Esto permitirá a su vez, conseguir que más personas se involucren con tu causa.

8. Continúa haciéndolo: El modelo usual de una campana de activismo es: Define -> Planifica -> Actúa -> Define -> Planifica -> Actúa ->… El ciclo continúa hasta que consigas el objetivo que te planteaste inicialmente.