En el marco del Día del Blog 2010, iniciativa que busca generar un espacio de discusión virtual hispanoamericano en torno a esta herramienta, Damián Profeta, quien es periodista y capacitador en el uso de Internet para la comunicación y la participación social, presentó la charla online titulada “ONGs y Web 2.0, una relación con mucho potencial” en la que analizó la importancia de los blogs y de las redes sociales en las organizaciones del sector social.

De su charla, extraemos las siguientes ideas:

  • Aunque se ha venido hablando sobre el fin de los blogs debido al surgimiento de las redes sociales cuyo apogeo ha hecho que las personas publiquen y compartan más en estos espacios y menos en los blogs, no se puede decir que estos han muerto, sino más bien se reivindican.
  • Los blogs deben ser la columna vertebral de cualquier estrategia de incidencia social con el uso de las nuevas tecnologías; debido a su facilidad de uso, relativa gratuidad (usando por ejemplo WordPress, Blogger) y por ser un espacio donde confluye lo multimedia (combinando texto, imágenes, vídeo) y otras plataformas como Twitter y Facebook.
  • Se debe considerar siempre el uso positivo de la tecnología y su potencial para el trabajo de las ONGs, pues en los medios lo que más se lee son los riesgos y posibles implicaciones de privacidad cuando se usan de ciertas herramientas.
  • Superada la barrera del acceso a las tecnologías todos pueden contribuir en la generación de contenido y participación, incluso personas con discapacidades.
  • Las tecnologías solamente son herramientas, de allí que la clave está en el uso que se les de y en apropiarse de estas para sacarles el máximo provecho.
  • Las tecnologías ya no son de difícil uso o solamente para gente joven o con conocimientos técnicos. Se han vuelto de fácil uso y permiten la experimentación para lo cual se debe perder el miedo para descubrir su potencial.
  • El contar con un blog o presencia en redes sociales implica tiempo para mantenerlos y perseverancia para darles continuidad. No solo abrir una cuenta en estos espacios, sino difundir lo que la organización hace, generar confianza y demostrar apertura a la ciudadanía. Además interactuar en dos vías con los visitantes.
  • Se suele decir que los jóvenes no se involucran con las causas sociales y que son apáticos por naturaleza, pero lo que les falta es inspiración para participar en causas que les afecten. Los blogs y las redes sociales constituyen una oportunidad para involucrarlos.
  • Las redes sociales y blogs son una cuestión de intensidad y progresividad. La primera instancia de participación es el click. Compartir un blog o un enlace, dejar un comentario, agregar una organización a los favoritos dentro de una red social. Pero esta primera instancia solo permite crear una audiencia y si las organizaciones se quedan solo en esto desaprovechan el potencial de las herramientas.
  • Debe venir una segunda instancia en la que se involucre o se solicite la colaboración de quienes hicieron click, compartieron un enlace o dejaron un comentario; inspirándolos de manera creativa para que se adhieran al trabajo de la ONG.
  • En América Latina la comunicación institucional está muy atada a los boletines de prensa, a redactar texto de manera formal y poco atractiva. En los medios sociales es importante usar la creatividad para hacer atractivo el mensaje.
  • Lo que hace una ONG en Internet debe ser un correlato con lo que hace fuera de Internet. No pueden haber dos discursos, doble imagen o desconexión entre lo uno y lo otro.
  • El capital social, constituido por la red de contactos e información acerca del mundo que nos rodea, es el único capital que más crece cuanto más se lo reparte.

Crédito de foto: Hardware Computadora