Con la consigna de que ningún niño en Norteamérica debe crecer en medio del hambre, la empresa alimentaria Tyson Foods, en conjunto con el fabricante de mobiliarios de oficina Kimball Office y la organización Share Our Strength, lanzaron la campaña Pledge to End Hunger, con el fin de crear conciencia sobre la problemática y ayudar a personas que requieran alimentación.

Desde el sitio de la campaña, las personas pueden adherirse a la misma ingresando su nombre, e-mail y el estado al que apoyan. Cada vez que se alcancen 1.000 adhesiones, Tyson Foods donará 35 libras de comida por cada persona que haya agregado su nombre, a instituciones que trabajen combatiendo el hambre en el estado que reciba más apoyo (al momento, Texas lleva la delantera y la organización Capital Food Bank of Texas ya ha recibido dos camiones de comida para distribuir).

Excelente ejemplo de cómo el uso de las herramientas tecnológicas, en este caso Internet, permite tomar acción para aportar a la solución de un problema que afecta a 1 de cada 6 niños en los Estados Unidos.

 

No hay sugerencias