En el marco de la décimo séptima reunión del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Naciones Unidas acaba de declarar el acceso a Internet como un derecho humano fundamental, lo cual constituye un hito en la lucha contra la censura de Internet que se viene dando en ciertos regímenes a nivel mundial.

Esta declaración se da luego de la presentación del reporte especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y expresión realizado por Frank La Rue, Relator Especial de dicha organización, en el que se establece que el desconectar a las personas de Internet es una violación de los derechos humanos y va en contra de las leyes internacionales. Este reporte surge en un momento en el que en países como Siria, Yemen y otros de Medio Oriente y África del Norte, el acceso a Internet ha sido censurado por parte de los gobiernos con el fin de evitar que los ciudadanos se manifiesten y organicen para protestar en contra de estos.

El reporte especifíca además que las restricciones hacia las personas para expresarse libremente a través de Internet puede tomar varias formas, desde restricciones técnicas para evitar acceder a determinado contenido, como filtros y bloqueos, hasta la falta de garantías para el derecho a la privacidad y protección de datos, lo cual inhibe la diseminación de opiniones e información.

Fuente: The Atlantic
Crédito de foto: ZDNet