Últimamente las redes sociales se han convertido en una herramienta primordial en el mundo entero en lo que se refiere a protestas. Países como Túnez, Egipto, España y Londres optaron por los medios de comunicación digital como instrumento para demandar las injusticias de los acontecimientos suscitados en dichas naciones.

El 10 de Diciembre del presente año, decenas de miles de personas salieron a las calles de Moscú para pedir nuevas elecciones y la renuncia del Primer Ministro Vladimir Putin. Se tratan de las mayores movilizaciones en el país desde la desintegración de la Unión Soviética, y en estas Facebook, Twitter y la red social rusa Vkontakte han tenido un papel activo en la formación de las protestas.

Algunos blogueros criticaron fuertemente al gobierno de ese país y a su reciente proceso electoral. Uno de los más relevantes, el bloguero Alexei Navalny de 35 años, fue condenado a 15 días de cárcel por organizar y contribuir a la organización de las protestas y desobedecer a la policía.

A pesar de todas las protestas, el gobierno ruso ha descartado revisar los resultados de las elecciones legislativas. Las protestas y movilizaciones continúan coordinándose en los espacios digitales como forma de presión para conseguir que el gobierno ceda a las demandas de la ciudadanía.

Fuente: El Universal